Mantenimiento imprescindible

Cómo realizar un buen mantenimiento al coche

Tener un coche no significa echarle gasolina cada cierto tiempo y conducir continuamente. También existen otras responsabilidades a tener en cuenta, y que en ocasiones pueden llegar a ser incluso más importantes. Dice un refrán que “el coche come en la mesa”. La verdad es que no le falta razón, ya que es necesario llevar a cabo, de manera periódica, tareas de mantenimiento para asegurarnos que el funcionamiento del coche será óptimo y de que, sobre todo, no nos fallará a las primeras de cambio.

Por supuesto, para llevar a cabo todo este mantenimiento también es necesario adquirir las herramientas correspondientes. Prestad mucha atención a este aspecto. De otra forma, no podréis llevar a cabo lo necesario y, por lo tanto, podríais encontrar malas noticias. Incluso accidentes, en el caso de que las cosas no se hagan bien.

A continuación os vamos a dar algunos consejos sobre las tareas de mantenimiento que podéis realizar. Sin embargo, si os surge alguna duda, siempre es posible llevar el vehículo a un taller para que las lleven a cabo por vosotros. De todas formas, no deberíais encontrar mayores problemas.

Limpieza y mantenimiento del motor

Mantenimiento imprescindible

El motor es la parte más complicada del coche. Una parte que no deberíais tocar a no ser que fuera completamente necesario. Existen pequeños aspectos que podéis manejar. No son complicados y, de hecho, existen herramientas preparadas especialmente para que las utilicéis vosotros mismos.

Estas son las tareas que podéis llevar a cabo:

  • Cambio de aceite: el aceite es esencial para que el motor funcione en óptimas condiciones. Existe una pequeña botella que debéis comprobar cada cierto número de semanas, añadiendo el componente en el caso de que se esté acabando. La comprobación se realiza sacando la varilla que hay en el interior. Algo sencillo pero que no se debe hacer cuando el aceite esté caliente. Podría provocaros daños.
  • Cambio de agua: en este aspecto sucede algo parecido a lo que hemos comentado del aceite. Aunque el agua está en constante circulación en un ambiente cerrado, es posible que se produzcan pérdida. Tendréis que añadirla de manera manual. Tened cuidado, no lo hagáis inmediatamente después de apagar el motor ya que la temperatura todavía será muy elevada.
  • Filtros: con el paso del agua, el aceite e incluso el aire, los filtros se van manchando y estropeando. Podéis realizar la comprobación del estado por vosotros mismos. Sin embargo, el cambio debe hacerse por personal profesional y autorizado.

Mantenimiento de las ruedas

Mantenimiento imprescindible

Otro de los aspectos más básicos e importantes es el estado de las ruedas. Ya sabéis que, con el uso, las mismas se irán desgastando y perdiendo su eficiencia, lo cual resultará peligroso tanto para el conductor como para las personas que viajen en el vehículo. El mantenimiento diario es obligatorio, comprobando siempre el estado de las mismas para que no haya problemas futuros.

Afortunadamente, comprobar el estado de las ruedas es algo sencillo que no deberíais daros demasiados dolores de cabeza. Podréis comprobar todo en pocos pasos:

  • Comprobad los niveles de presión recomendados por el fabricante. Suelen indicarse incluso en las propias ruedas.
  • Comprobad el desgaste de las ruedas, midiendo los conocidos huecos que existen en las mismas. Si están muy desgastadas, será necesario cambiarlas a la mayor brevedad posible.
  • Comprobad el inflado. Afecta notablemente a la conducción, por lo que es recomendable tener siempre este índice en los valores recomendados por el fabricante.

También recomendamos que un profesional revise las ruedas al menos una vez al año. Así evitaréis problemas que no hayáis visto. De hecho, las ruedas se apoyan en otros elementos del vehículo que pueden fallar igualmente. Mejor descartar este tipo de errores.

Otras tareas de mantenimiento

Mantenimiento imprescindible

Como habéis podido comprobar, realizar mantenimiento sobre vuestro vehículo es más o menos sencillo. Sin embargo, vamos a daros unas últimas recomendaciones menores con el fin de que no olvidéis ningún aspecto:

  • Amortiguadores: no se pueden comprobar a simple vista, aunque sí podemos encargar a alguien que los revise. Se recomienda realizar una revisión de los mismos cada 20.000 kilómetros.
  • Escobillas limpiaparabrisas: las escobillas de los limpiaparabrisas son esenciales para ver bien en situaciones atmosféricas malas. Se van desgastando y, con el uso, terminar por resultar malas. Se aconseja cambiarlas en cuanto comiencen a fallar. Algo que podéis hacer vosotros mismos.
  • Frenos: sucede lo mismo que con los amortiguadores. Nosotros no podemos revisarlos, por lo que os recomendamos visitar a un especialista al menos una vez al año.
  • Faros e iluminación: las luces, todas las incluidas en los coches, son esenciales. Existen kits para cambiarlas sin mucho esfuerzo. Nuestro consejo está claro. En cuanto fallen, mejor revisarlas y modificarlas en el caso de que sea necesario.
  • Tubos de escape y catalizadores: su uso es habitual y el desgaste, muy frecuente. Mejor que un especialista los revise cada 60.000 kilómetros para descartar futuros problemas.
  • Correa de distribución: no son pocos los casos en los que vemos cómo los coches la tienen estropeada. Al menor indicio de fallo, que un especialista la revise.

Por otra parte, recordad que siempre queda suciedad en los coches, la cual puede afectar tanto al funcionamiento como al rendimiento. Os recomendamos realizar una revisión generalizada cada uno o dos años.

Herramientas para realizar el mantenimiento

Mantenimiento imprescindible

Como ya hemos comentado, si queréis realizar el mantenimiento deberéis tener compradas una serie de herramientas que os faciliten las tareas. No son muchas, aunque sí resultan imprescindibles en todas las ocasiones en que queráis cambiar algo. Las herramientas esenciales para realizar mantenimiento son las siguientes: aceite de motor, agua (incluso con anticongelante), herramienta para inflar ruedas, escobillas para el limpiaparabrisas, kit de faros y cambio de los mismos, herramienta para medir el desgaste de las ruedas. La mayoría de ellas se pueden encontrar en supermercados.

Que no se os olvide

El mantenimiento de los coches es lo suficientemente importante como para que no se deba olvidar. No en vano, estaríais poniendo en peligro tanto vuestra vida como la de los demás. Recordad que las tareas deben ser periódicas, en muchos casos. Un aspecto con el que hay que tener mucho cuidado en los accesorios para coches.

Dejanos un comentario!